Oxígeno Medicinal Stag

OXÍGENO MEDICINAL


Oxígeno Medicinal Concentrador de Oxígeno Equipo de emergencia Oxigenoterapia

INFORMACIÓN


1.- ¿Qué es el Oxígeno Medicinal?


El oxígeno medicinal es un gas para inhalación que pertenece al grupo de medicamentos denominados gases medicinales. Se envasa a presión en botellas que contienen oxígeno de alta pureza.


“La pureza mínima del
oxígeno medicinal
es del 99.5%”


El oxígeno es un elemento esencial para el organismo y se suele administrar para aumentar sus niveles en la sangre, para conseguir un mayor transporte de oxígeno a los tejidos.


El oxígeno medicinal es el gas medicinal más utilizado, ha demostrado su importancia para las prácticas médicas modernas y es de gran relevancia para numerosas terapias. Actualmente el oxígeno medicinal es considerado como un medicamento.


Los gases medicinales están destinados a entrar en contacto directo con el organismo, actuando por medios farmacológicos, metabólicos o inmunológicos y tienen propiedades para tratar, aliviar, curar, prevenir o diagnosticar enfermedades o dolencias.


“El oxígeno medicinal es el
más utilizado
de los gases medicinales”


Los tratamientos con oxígeno están indicados para los casos de diversos orígenes en los que la concentración sanguínea de oxígeno está disminuida.


La administración del oxígeno medicinal puede ser a presión normal o alta, como alimentación de respiradores para reanimación después de anestesia y la administración a través de nebulizadores de medicamentos para inhalación.


En cuanto a la composición del oxígeno medicinal, es exclusivamente Oxígeno, sin ningún excipiente. El oxígeno medicinal es un gas incoloro, inodoro e insípido. Se conserva en botellas portátiles de acero inoxidable.



“El oxígeno medicinal es un
medicamento
que se suministra comprimido
en botellas a presión”


El oxígeno medicinal tiene la cualificación de medicamento desde la publicación en España del R.D. 1800/2003 y está sujeto a control de trazabilidad.


Los laboratorios titulares autorizados para el suministro correspondiente a la especialidad farmacéutica de Oxígeno Medicinal se pueden comprobar en la página web de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.



2.- Manipulación y gestión del Oxígeno Medicinal. Precauciones de empleo, modo de uso, almacenamiento, transporte, conservación y caducidad


Las botellas de oxígeno medicinal deben almacenarse en locales aireados. Ventilados, pero protegidos de las inclemencias del tiempo, especialmente de la luz solar directa y de las altas temperaturas.


“Las botellas vacías
deben almacenarse separadas
de las botellas cargadas”


El oxígeno medicinal es un gas comburente. La sobreoxigenación de los materiales y la atmósfera de los recintos facilita la combustión de los materiales inflamables. Se debe extremar la precaución ante posibles fugas y se deben aplicar medidas de protección adecuadas.


Los locales reservados para el almacenamiento de gases de uso médico tienen que poder cerrarse con llave y estar limpios, evitando la presencia de fuentes de calor, ignición o materiales inflamables en las cercanías, que puedan actuar como combustible en caso de incendio.


Se debe tener particular cuidado con los materiales inflamable, especialmente los de naturaleza grasa. En particular:


  • Productos de limpieza sobre los aparatos, las válvulas, las juntas, y los dispositivos de cierre que contienen el oxígeno medicinal.
  • Vaselinas, pomadas y cremas en la cara de los pacientes.
  • Aerosoles, lacas, desodorantes, disolventes, alcoholes, perfumes, aceites, lubricantes, tejidos, madera, papel, y materiales plásticos.

“El oxígeno medicinal
debe mantenerse fuera de la vista
y del alcance de los niños”


Los cilindros deben estar asegurados apropiadamente para evitar que sean derribados. Las botellas más grandes de oxígeno medicinal, con capacidad superior a 5 litros, deben mantenerse en posición vertical, exceptuando aquellas que tengan un fondo redondo. Las botellas deben situarse en ubicaciones que limiten el riesgo de impactos y contar con soportes o cadenas de fijación que protejan contra caídas accidentales.


Cuando se trate de botellas de dotación destinadas en vehículos, estas deberán estar siempre bien aseguradas, preferiblemente en posición vertical. Fumar debe estar prohibido y es obligatoria la ventilación permanente del vehículo.


Las botellas de oxígeno medicinal deben transportarse con la ayuda de material adecuado, como carretillas adecuadas para su traslado. Dichas carretillas deben estar provistas de anillos, cadenas o barreras, para protegerlas del riesgo de caídas y golpes. Se debe prestar especial atención al fijar la válvula reguladora de presión, para evitar el riesgo de golpes accidentales y roturas.


“Las botellas de oxígeno medicinal
deben mantenerse
con las válvulas cerradas”


Se deben tener en cuenta las medidas de seguridad relacionadas con la manipulación de recipientes a presión. La expansión del oxígeno líquido se corresponde con 850 veces su volumen. Es decir, un litro de oxígeno líquido libera 850 litros de gas a temperatura ambiente por vaporización y/o calentamiento, por lo que se deben tomar las debidas precauciones para evitar sobrepresiones en volúmenes, instalaciones y equipos cerrados.


“La vida útil de la botella de
oxígeno medicinal es de 10 años.
La caducidad del oxígeno es de 5 años”


“Renueve el oxígeno medicinal
cuando se aproxime la fecha de caducidad
que aparece en el envase”


Consejos para una correcta gestión del oxígeno medicinal:


  • Verifique en el momento de la entrega que la botella esté provista de su precinto de seguridad que garantice su inviolabilidad.
  • Manipule el material con las manos limpias y sin grasa.
  • Verifique el buen estado de la botella y el regulador antes de su uso.
  • Revise la indicación del manómetro, abra la válvula de forma progresiva y ciérrela después de su uso.
  • No fuerce ninguna parte del recipiente, nunca exceda la presión máxima de servicio y no utilice recipientes con fugas o defectos de estanqueidad.
  • En caso de encontrar algún defecto en el equipo, no lo utilice, cierre la válvula, no intente repararlo y envíelo al servicio técnico.
  • Utilice únicamente materiales y equipos específicamente aprobados para su uso con oxígeno medicinal, teniendo en cuenta la temperatura y la presión de uso. Emplee conexiones o elementos flexibles de conexión específicos para oxígeno.
  • Almacene las botellas agrupadas, protegidas y manteniendo las de mayor tamaño en posición vertical.
  • Si se produce una saturación de oxígeno, aléjese de la fuente y lugares que presenten riesgos de inflamación, ventilando, si es posible, el lugar de uso. Preste especial atención si se trata de ubicaciones reducidas o espacios confinados
  • No fume, no acerque a una llama, no engrase y evite la exposición a fuentes de calor.
  • Tenga prevista la recarga o sustitución de la botella cuando esta o el oxígeno se aproximen a su fecha de caducidad.


3.- Formas de administración y modos de uso del Oxígeno Medicinal. Posibles efectos adversos


El oxígeno medicinal se administra por inhalación. El personal sanitario determinará la dosis correcta y se administrará a través de un sistema adecuado a las necesidades, que garantice el suministro de la cantidad correcta de oxígeno.


En general, el oxígeno se administra en una dosificación que permite alcanzar una concentración mínima del 21%, pudiendo llegar hasta el 100%.


Las dosis habituales de referencia son:


  • Para pacientes con insuficiencia respiratoria aguda que respiren espontáneamente, el oxígeno se suele administrar a un caudal de entre 0,5 y 15 litros/minuto.
  • Para pacientes con insuficiencia respiratoria crónica que respiren espontáneamente, se suele administra oxígeno a un caudal de entre 0,5 y 2 litros/minuto.

“Las botellas de oxígeno medicinal
son de uso exclusivo
para fines terapéuticos”


Las forma de administración más comunes son:


  • Gafas nasales, mascarilla o sonda nasofaríngea.
  • Máscaras laríngeas, tubos endotraqueales.
  • Cámaras hiperbáricas.

El oxígeno medicinal puede producir efectos adversos relacionados con el modo de administración, aunque no todas las personas los sufran:


  • Cuando se administra oxígeno medicinal a través de cánulas nasales, puede producirse sequedad de la mucosa nasal y labial.
  • Cuando se aplica oxígeno medicinal a alta presión, oxigenoterápia hiperbárica, pueden producirse lesiones por presión en cavidades corporales que contienen aire y están en comunicación con el exterior. La operaciones de compresión y descompresión deben ser lentas.


4.- Características de las botellas recargables de oxígeno medicinal. Presentación, formatos y tamaños


Las botellas recargables de oxígeno medicinal están fabricadas en acero, pueden resistir una presión de carga superior a 200 bares, siendo sometidas a una prueba de presión de 300 bares que garantiza su seguridad. El oxígeno medicinal se envasa a 200 bares de presión, medidos a 15ºC.


“El oxígeno medicinal
se conserva en botellas portátiles
de acero inoxidable”


La vida útil de las botellas está marcada en la ojiva de las mismas y es de 10 años, siendo la caducidad como medicamento del oxígeno que contienen de 5 años.


Hay que tener en cuenta los accesorios que puedan ser necesarios para el uso de la botella, como son: El manómetro, el caudalímetro, las mangueras, el vaso humidificador, las mascarillas o gafas nasales y el carro de transporte.


Las botellas de oxígeno medicinal recargables necesitan estar provistas de un regulador caudalímetro para realizar el suministro de oxígeno. Las botellas de oxigenoterapia que se suministran no suelen incluir el caudalímetro, ni el manómetro, que se pueden adquirir por separado.


Las medidas de las roscas de conexión son estándar, compatibles con la mayoría de reguladores incluidos en los maletines de oxigenoterapia medicinal de las diferentes marcas. Las botellas de oxígeno medicinal están certificadas por la UE y son totalmente reglamentarias. Disponen de conexión estándar de entrada según sistema europeo 25E y conexión de salida para España W 22,91 – 14 hilos/Pulgada (rosca hacia derecha) para oxígeno.


“Las botellas son compatibles
con rosca estándar
de sistema europeo 25E”


Las botellas de oxígeno medicinal de tamaños más pequeños son la base de los equipos de emergencia y oxigenoterapia. Se pueden incluir dentro de bolsas o maletines de reanimación naranjas o por separado como repuesto.


El oxígeno medicinal comprimido gaseoso suele estar disponible en los siguientes formatos y tamaños de botellas, clasificadas según su capacidad por volumen medido en litros:


B2.- Es un tamaño de botella de oxígeno medicinal habitual para maletines de reanimación en clínicas estéticas o dentales. Es la que tiene una capacidad volumétrica de 2L, equivalente a un volumen de 400L de oxígeno respirable en condiciones atmosféricas.

B3.- Es un tamaño de botella de oxígeno medicinal frecuente para maletines de reanimación de clínicas médicas. En algunas comunidades autónomas se pueden requerir por las limitaciones en tiempo de respuesta de los servicios de emergencia. Es la que tiene una capacidad en volumen de 3L, equivalentes a un volumen de 600L de oxígeno respirable en condiciones atmosféricas.

B5.- Es un tamaño de botella de oxígeno medicinal común para barcos, equipos portátiles de ambulancias y otros vehículos de emergencias. Es la que tiene una capacidad volumétrica de 5L, equivalentes a un volumen de 1000L de oxígeno respirable en condiciones atmosféricas.

B10.- Es un tamaño de botella de oxígeno medicinal periódico para residencias, equipos de dotación de ambulancias y clínicas donde se realizan cirugías. Es la que tiene una capacidad volumétrica de 10L, equivalentes a un volumen de 2000L de oxígeno respirable en condiciones atmosféricas.

B50.- Es un tamaño de botella de oxígeno medicinal común para terapia domiciliaria, cámaras hiperbáricas, clínicas veterinarias y otros grandes consumidores de oxígeno medicinal. Es la que tiene una capacidad volumétrica de 50L, equivalentes a un volumen de 10000L de oxígeno respirable en condiciones atmosféricas.


Además de los tamaños mencionados, existen otros tamaños de botella menos frecuentes, como por ejemplo: B1, B7, B13, B15, B20 y B30.


En las botellas de oxígeno medicinal podemos identificar las siguientes partes:


  • Cuerpo de la botella.- Parte cilíndrica de la botella que abarca desde la base a la ojiva.
  • Ojiva.- Es la parte superior del cuerpo de la botella. Es donde aparecen grabadas las marcas identificativas de las botella: Fabricante, fecha fabricación o retimbrado, peso, capacidad en litros, presión de prueba y presión de trabajo.
  • Base.- Parte inferior de la botella, sobre la que suele apoyarse.
  • Válvula, grifo o llave.- Es el sistema encargado de la apertura y cierre de la botella. Compuesto por la boca del grifo, la rosca de cierre, la rosca de fijación a la botella y el volante.
  • Tulipa, collarín, cabezal o protector.- Sirve para proteger el grifo de eventuales golpes. Jamás deben ser desmontada.

Por normativa las botellas de oxígeno medicinal en España van pintadas totalmente en blanco, tanto la ojiva como el cuerpo, llevan gravado un numero de lote e incluyen un prospecto medicinal con las características del oxígeno que contienen.



5.- ¿Para qué se utiliza el Oxígeno medicinal? Indicaciones terapéuticas


El oxígeno es un gas vital en todas las etapas de la vida, desde el momento en que realizamos nuestra primera respiración en adelante. En condiciones normales lo damos por garantizado, contenido en el aire que respiramos.


“Si los niveles de oxígeno se mantienen
bajos durante mucho tiempo,
las células comienzan a dejar de funcionar
y terminan muriendo”


El oxígeno es el gas medicinal más utilizado en el sector de la salud y un elemento importante en los centros hospitalarios y extrahospitalarios para tratar la deficiencia de oxígeno y dar asistencia respiratoria.


“El oxígeno medicinal se utiliza
de manera generalizada en
entornos sanitarios”


Actualmente en los hospitales es impensable la falta de suministro constante y fiable de oxígeno. El oxígeno se utiliza en los quirófanos, en las unidades de cuidados intensivos y en las salas de anestesia y reanimación. También tiene un papel importante en las terapias respiratorias y en atención domiciliaria.


“Tiene aplicaciones que van
desde la anestesia
hasta el tratamiento con inhaladores”


Las indicaciones terapéuticas más comunes del oxígeno medicinal son:

  • Casos de deficiencia respiratoria en los que es necesaria la corrección de la falta de oxígeno. Tratamiento de las hipoxias que precisen oxigenoterápia, tanto a presión normal, como hiperbárica.
  • Alimentación de respiradores en anestesia o reanimación.
  • Como vector de medicamentos administrados mediante nebulizador para inhalación.
  • Tratamiento de cefaleas de racimos en fase aguda.
  • Terapia respiratoria.
  • Cuidados intensivos.
  • Tratamiento de quemaduras.
  • Resucitación.

“El oxígeno medicinal salva vidas.
Su uso es un factor importante
en el tratamiento de pacientes con hipoxia"


“El oxígeno medicinal es un
medicamento indispensable para el
tratamiento de algunas enfermedades”



6.- Producción del Oxígeno medicinal. Composición, recarga, almacenamiento y distribución


El oxígeno medicinal se produce a partir del fraccionamiento del aire. Se realizan una serie de procesos que incluyen filtrado, purificado y enfriamiento hasta una temperatura inferior a los -183 °C.


Una vez que el aire ha sido licuado se procede a realizar una destilación donde se separan cada uno de sus componentes. El Oxígeno líquido se extrae y se almacena en tanques criogénicos.


Desde los tanque criogénicos el oxígeno se carga en botellas a presión, libres de compuestos que puedan ser tóxicos, irritantes o que puedan afectar al sistema respiratorio.


Después de la carga, el oxígeno medicinal ha de almacenarse como paso previo a la distribución.


El oxígeno medicinal es un medicamento, regulado por el Real Decreto 782/2013. Por ello, sólo puede distribuirse siguiendo el canal legal marcado por dicha ley, es decir, del suministrador de gas al cliente final o intermediarios autorizados.


Desde el punto de vista del transporte, se trata de una mercancía que se encuentra restringida a la vez por las normas aplicables a recipientes a presión, mercancía peligrosa y buenas prácticas de distribución. Las condiciones de conservación, transporte y suministro tienen que ser adecuadas a todas las normativas mencionadas.


En cuanto a las recargas de las botellas de oxígeno medicinal, esta se apoya en el texto refundido de la ley de garantías y uso racional de medicamentos.



7.- Pasos para el suministro del producto


  • Tener claro el tamaño de las botellas de oxígeno medicinal requeridas y si van a ir junto con un maletín de emergencia o si son necesarios elementos adicionales, como reguladores o mascarillas.
  • Formalizar el pedido por correo electrónico, indicando adecuadamente los datos de facturación y envío.
  • Enviar los documentos o adjuntar cumplimentado el documento necesario para el suministro del medicamento. Prestando especial atención a que la fecha sea actual, el nombre y firma se encuentren en el recuadro correspondiente, la descripción del pedido sea la correcta y esté bien indicada la dirección final del envío.
  • Abonar el pedido solicitado, adjuntando el resguardo de la transferencia.
  • Esperar la confirmación contable y la aprobación del laboratorio.
  • Aguardar la entrega del oxígeno medicinal por parte de la agencia autorizada. En condiciones normales el plazo es de entre 24 y 48h.


8.- Preguntas y Respuestas frecuentes sobre el oxígeno medicinal, las botellas de oxígeno medicinal y su recarga


P: ¿Es el oxígeno medicinal un medicamento?


Sí. Así está reconocido tanto por la Agencia española de medicamentos y productos sanitarios, como por el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad.


P: ¿Qué contiene el oxígeno medicinal?


Oxígeno medicinal es el nombre que recibe una mezcla de gases, destinada a entrar en contacto directo con el organismo humano y que tiene un porcentaje de oxígeno igual o superior a una determinada proporción. En España dicha proporción es superior o igual al 99,5%.


P: ¿Cómo se obtiene el oxígeno medicinal?


Se suele producir mediante plantas de fraccionamiento del aire por destilación.


Partiendo del aire, cuyo porcentaje usual de oxígeno es de 21%, se efectúa un proceso de concentración, consistente en un filtrado de impurezas y una separación del resto de componentes del aire.


P: ¿Qué diferencia el oxígeno medicinal del oxígeno industrial?


Aunque químicamente el oxígeno medicinal tiene los mismos componentes que el oxígeno industrial, el oxígeno medicinal se somete a un mayor número de controles que garantizan su pureza y minimizan la posibilidad de la aparición de impurezas y contaminantes.


Además, el oxígeno medicinal está sujeto a unos exigentes controles de trazabilidad que permiten realizar un seguimiento, detectar, aislar y retirar las posibles partidas que no cumplan con los estándares de calidad exigidos para su uso como medicamento.


P: ¿Cómo se distinguen las botellas de oxígeno medicinal de las de oxígeno industrial?


En la actualidad, en España, las botellas de oxígeno medicinal van pintadas totalmente en blanco, tanto la ojiva como el resto del cuerpo, mientras que las botellas de oxígeno industrial llevan la ojiva blanca, pero el resto del cuerpo va pintado en negro.


P: ¿Cuál es el mantenimiento de una botellas de oxígeno medicinal?


El mantenimiento de las botellas de oxígeno medicinal consiste es realizar inspecciones periódicas para garantizar que se encuentran en el estado requerido para su uso.


Se debe verificar que la botella este cargada, limpia, no tenga ninguna fuga, que el grifo o llave funcionen correctamente y que el regulador este en un estado adecuado.


P: ¿Cuales son las denominaciones que recibe la botella de oxígeno medicinal?


Algunas de las denominaciones coloquiales que suelen recibir las botellas de oxígeno medicinal son: Bombona de oxígeno medicinal, bala de oxígeno medicinal, balón de oxígeno medicinal, contenedor de oxígeno medicinal y recipiente de oxígeno medicinal.